Make your own free website on Tripod.com
Página Web de Shakira
Esta página fue tomada de la versión digital del diario El Tiempo

Shakira1a.jpg (11859 bytes)

tishakira.jpg (4463 bytes)

Voz para el nuevo siglo

Por MANOLO BELLÓN

En este suplemento, Bellón había adivinado la carrera fulgurante de la cantante y compositora.

Veintidós años. Ganadora de dos premios Lo Nuestro.

Entre los 'top' latinos

SHAKIRA ISABEL MEBARAK RIPOLL. Shakira, en árabe la "mujer llena de gracia", nació en Barranquilla el 2 de febrero de 1977, en el hogar formado por el joyero libanés William Mebarak y Nidia Ripoll. A los tres años ya sabía leer y escribir y a los cuatro años hizo su primera presentación en un acto cívico de los viernes, en su colegio de las monjas misioneras. A los cinco años escribió un primer poema, a su madre, Rosa de Cristal, y a los ocho comenzó a componer sus primeras canciones. En 1987 participó y ganó varios concursos de talentos regionales y en 1988, cuando tenía 11 años, comenzó a cantar profesionalmente.

En 1990 firmó un contrato con Sony, disquera que estaba interesada en que la artista grabara vallenatos pero, gracias a su empeño, trabajó una mezcla de pop y rock sin precedentes en una artista colombiana, de la cual surgió su primer álbum como cantautora, Magia, por el cual fue seleccionada para representar al país en el esquivo, para Colombia, festival de la OTI en España; debido a que no tenía la edad mínima de 16 años no pudo participar, pero se dedicó a la grabación de su segundo álbum Peligro.

En 1992 se graduó bachiller en el colegio de La Enseñanza y en 1996 salió al mercado su tercer álbum, Pies descalzos, con temas pop/rock, con un sabor muy cotidiano, producción de la que vendió un millón de discos en solo Brasil y pese a las barreras idiomáticas, y cuatro millones en el mundo, venta que le representó 25 Discos de Oro, 55 de Platino y cerca de dos años de giras. En 1998, el gobierno la nombró Embajadora de buena voluntad, Juan Pablo II le concedió audiencia y fue galardonada, en mayo, como la Mejor Artista Latina en Mónaco. En agosto apareció en la portada de la edición internacional de TIME que, posteriormente, la incluyó entre las grandes estrellas latinas; fue nombrada Artista Latina Femenina en los Premios Mundiales de la Música; meses antes se había trasladado a Miami y se dedicó con Emilio Estefan a preparar su nuevo álbum, ¿Dónde están los ladrones?, lanzado el 23 de septiembre, producción que, según Tommy Mottola, jefe de Sony en el mundo, alcanzara la sorprende cifra de diez millones de discos vendidos. En febrero de 1999 estuvo nominada para un Grammy del mejor álbum latino.

Premio Billboard a 'Mejor Artista Latina'. Premio Tv. y Novelas. Una nominación a los Premios Grammy.   Condecorada por la Cámara de Representantes. Portada de la revista Time. Visita a la Casa Blanca y saludo al presidente Clinton y a la Primera Dama de los Estados Unidos. Seis millones de discos vendidos. Discos de Oro y Platino en por lo menos ocho países del mundo. Objeto de un reportaje de Gabriel García Márquez en Cambio. Son bien pocos los colombianos que a esa tierna edad pueden incluir en su hoja de vida personal semejante número de logros.

Barranquillera de nacimiento, con ascendencia árabe, desde muy joven decidió ser artista y contó, afortunadamente, para el mundo del espectáculo, con el apoyo de sus padres. Así fue como a los 13 años ya tenía firmado un contrato con una de las disqueras más grandes del mundo. Y en septiembre de 1991, hizo un llamado showcase, que es algo así como una presentación privada ante los medios de comunicación.

Lo que vimos esa noche en el escenario fue un capullo de mujer, una flor en botón que deslumbró a los asistentes. Escribía sus propias canciones, hacía sus propias coreografías, y esa voz infantil con ínfulas de mujer dejaba entrever un inmenso talento que me llevó a dedicarle unos renglones premonitorios en estas mismas páginas, unos días después. Y si me perdonan, era la primera vez alguien escribía sobre Shakira en Colombia.

Canciones arrolladoras

Decía entonces que tanto talento reunido en una sola persona debía convertirse, con el natural proceso de maduración, en el fenómeno musical más importante de nuestro país, con mayor proyección hacia los mercados mundiales, siempre y cuando se cumplieran dos requisitos. Un manejador lo suficientemente hábil y capaz de manejar a una pequeña niña (¿pequeña sigue siendo?) y desarrollar su potencial. Por otro lado, se requería del respaldo y la inversión de una empresa fonográfica que creyera en su talento.

Sus dos primeros discos la muestran trabajando la balada, más bien tradicional. Es un comienzo vacilante que no produce mayor éxitos, pero lentamente empieza a afinar su capacidad artística, en una búsqueda que con el correr de los años empieza a cuajar. Con su disco de 1996, Pies descalzos, remoza su sonido, hallando lentamente una identidad con un disco de sencilla producción que se convierte pronto en un éxito en toda Colombia, y luego en el exterior. Las canciones con influencia reggae, pop y toquecitos de balada son devastadores por su arrolladora sencillez y encanto.

Más de tres millones de copias atestiguan su impacto. Para destacar, las más de 750 mil copias vendidas en Brasil, uno de los mercados más difíciles del área latina por la barrera del idioma. Visitas promocionales y multitudinarios conciertos en toda América Latina y, por supuesto, en Colombia, ocupan durante meses a la juvenil figura.

Bajo una gran presión empieza a trabajar en un nuevo disco. Es que hacer un disco después de semejante debut es arriesgado. Se arriesga a convertirse en un "fenómeno de un solo éxito". O a consolidar una carrera en forma más firme. Las expectativas eran grandes, pero los temores también.

El disco aparece a comienzos de 1999 y responde a lo que el mundo del espectáculo esperaba. Dónde están los ladrones muestran a Shakira virando un poco hacia el rock, pero con los mismos resultados positivos de ventas y difusión en toda Latinoamérica y los mercados hispanos de E.U. Pero el viraje hacia el rock no desplaza las baladas y las canciones de influencia árabe y pop estricto. Pero sí muestra una evolución clara en sus letras que, de inseguridades adolescentes, entran a explorar los juveniles sentimientos, la preocupación con el mundo que la rodea. Hasta las miradas al amor muestran a una niña convertida en mujer (hasta con romance que causó polémica, con un actor mucho mayor).

Talento natural

Viene para finales de este año su debut en el mercado anglosajón, bajo la conducción de la empresa de Emilio Estefan, esposo de Gloria. La diva cubano-americana, impresionada con Shakira, se encargó de hacer las versiones en inglés de las canciones de la incipiente superestrella. El presidente mundial de la 'Sony Music' ha afirmado que Shakira será, en cuestión de un año, una de las grandes figuras en el mercado anglo-americano.

Es claro que lo mejor está por venir. El mundo latino, ya rendido a sus pies, los mercados angloparlantes en la mira y un talento que aún tiene para desarrollarse.

Shakira, vocalmente aún no está del todo definida, pero su juventud y su constante búsqueda creativa, con el paso de los años, le darán la estructura y formación a ese talento natural, un diamante –para mí– aún en bruto. Tendrá que quitarse de encima las presiones de aparentemente copiar estilos musicales y vocales, y demostrar que en ella está el todo.

Nuestro país no había producido un talento que tan joven haya mostrado tal desarrollo. Más que una de las figuras del siglo XX, Shakira entra al nuevo milenio con la seguridad de ser triunfadora, y para bien del país, mostrar esa desbordante juventud y talento en el mundo entero.

Volver