Make your own free website on Tripod.com
Página Web de Shakira
Noticias de Shakira
Esta página fue tomada de la revista Cromos No. 4.296 de Junio 5 de 2000
 
Ampliación de la portada de la revista Cromos No. 4.296 de Junio 5 de 2000
 
SHAKIRA ENAMORADA

Por Zaira Amaya
Fotos Kike San Martín

La primera vez que Antonio la Rúa apareció en los medios de comunicación de Argentina no tenía a su lado a una bella mujer ni a una estrella de la farándula, pero también había desatado un escándalo. Su padre aún no era presidente y Antonio todavía era un estudiante de Derecho. Salió a desmentir la acusación que le había hecho el diario Perfil de haber obtenido beneficios en las notas de sus exámenes mediante tráfico de influencias con algunos profesores de la Universidad Estatal de Buenos Aires. Había grabaciones que comprometían su nombre y el de hermano menor Fernando, más conocido como Aíto. El asunto pasó a manos de la justicia y, cuando Fernando de la Rúa estaba prácticamente elegido, el fallo determinó que el método era ilegítimo y nada pudo probarse. Antonito, como le dicen los argentinos, se graduó de abogado meses después y en el ambiente quedó la impresión de que todo había sido un montaje para perjudicar la imagen de su padre. Hubo quienes quedaron con la duda de si sería la repetición de la historia de Zulemita, la hija del ex presidente Menem, de quien se decía hacía exámenes con unos auriculares por donde recibía respuestas que le dictaban sus escoltas. En un país que apenas salía de diez años de despilfarro y frivolización de la política, la gente estaba prevenida a detectar cualquier parecido con la familia presidencial saliente.

"ESTO ES LO MÁS RIDÍCULO", REPETÍA SHAKIRA AL SALIR DE LA PLAYA


ANTONITO NO SABÍA EL ESCÁNDALO QUE LE ESPERABA EN ARGENTINA

Para entonces, Antonio era el asesor de imagen de su padre y muchos lo consideran el cerebro detrás de la elección. Supo aprovechar el chiste que corría de boca en boca: los humoristas se quedarían sin trabajo -si ganaba De la Rúa- pues era tan simple comparado con su antecesor que no habría de qué hablar. Antonito lo utilizó para inventarse la frase de campaña "Dicen que soy aburrido", y todo el mundo captó el mensaje. A decir verdad, él mismo parecía aburrido, pues no se le veía frecuentar los bares y sitios de moda, ni salir con bellas modelos ni mujeres despampanantes como lo hacía Carlitos, el hijo de Menem que siempre dio de qué hablar. Antes de Shakira no se le conoció públicamente ninguna novia. Hace unos seis meses lo vieron tomando café con la actriz Julieta Ortega, pero la cosa no pasó de una rato agradable. Así que el hijo mayor del Presidente, a sus 26 años, pasó de ser un joven de muy bajo perfil a ocupar las primeras páginas de los periódicos y revistas de su país y se convirtió en el tema preferido de los detractores de su padre, quienes han aprovechado para hacerle cuentas de los gastos de su estadía en Bariloche, cuando pasó una semana en el Hotel Llao Llao en compañía de Shakira y su familia. La suma que calcularon fue de 12.500 dólares.

El primero que salió a desmentir la cifra fue Darío Lopérfido, uno de los amigos más cercanos de Antonio y el Secretario de Medios de Comunicación del presidente De la Rúa. Tan pronto escuchó los rumores, y sabiendo que justamente ese día se había anunciado el plan de ajuste más duro de los últimos años en Argentina, Lopérfido salió enfurecido a contar que Antonito se había gastado 450 dólares en los cinco o seis días. Más tarde, el mismo Antonio explicaría, en la entrevista que concedió al diario El Clarín, de Buenos Aires, que la familia de la cantante lo invitó al hotel y él sólo tuvo que gastar el pasaje. "Yo se el esfuerzo que está haciendo la gente y de qué se trata el ajuste. Pero no puedo manejar los tiempos de mi sentimiento con eso. Lo que sucede es que la sobreexposición termina desvirtuando todo", dijo Antonio. Y los mismos periodistas reconocen que hubo mucha de mala suerte en este escándalo. Andrea Duplé, periodista de Azul Televisión, asegura que el romance no hubiera tenido tanta repercusión si, primero, la novia no fuera una estrella, y, lo más importante, si las fotos no hubieran coincidido con el anuncio del ajuste. Fue eso precisamente lo que molestó al Presidente, quien reconoció que su hijo estaba enamorado, y que no le reprochaba su relación sino la forma en que se dio a conocer.

Y es que los detractores del presidente De la Rúa no han encontrado fácilmente ocasión de criticar el ritmo de gastos de la familia, pues después de las inmensas comitivas que solían acompañar a Menem en sus viajes, y de las rumbas y las celebraciones famosas de sus hijso, los gastos de la nueva familia presidencial son irrisorios. Es más, Antonio trabaja con el equipo de asesores de comunicaciones de su padre y no recibe un solo peso en remuneración. El presidente le ha dado todo su respaldo y confianza, tanto que decidió contratar a varios de los jóvenes amigos de Antonio. El grupo se ha convertido en el kinder del gobierno argentino, al que han denominado el grupo sushi, pues se reúnen frecuentemente a comer el plato favorito de Antonio.

Otro de los logros del enamorado de Shakira fue la victoria de Aníbal Ibarra, el jefe de gobierno electo de la ciudad de Buenos Aires, también de la Alianza UCR-Frepaso. Esta vez su creatividad fue más lejos al ingeniarse el lema publicitario: "Yo voy a trabajar, no me voy a quedar sentado en un sillón engordando mi trasero". Nunca antes se había utilizado ese tono en campañas masivas, pero Ibarra es un político joven, al que le perdonaron la insolencia. Y de nuevo Antonio se salió con la suya.

Pero si tanto padre como hijo ya se pronunciaron, Inés Pertiné, la primera dama, no ha abierto la boca. Según el diario El Clarín, "Antonio intuyó el enojo de su padre al verse en revistas del corazón e hizo lo que haría cualquiera en su lugar: arregló un almuerzo con su madre antes de ver a su padre, pero parece que el paraguas protector de Inés Pertiné no dio resultado". Así que Antonio viajó a Berlín a hablar con el presidente y a acompañarlo en su viaje a la Cumbre de Líderes de la Tercera Via. ¿Qué vendrá luego?. Se reciben apuestas. Según las declaraciones de "el heredero" -otro de sus sobrenombres- la relación va en serio y no está dispuesto a sacrificar a la "bárbara y espectacular" chica en este ataque. "A veces escucho estas cosas y me parece increíble. Cuando colaboro con mi viejo pongo todo mi empeño en ello. Cuento 26 años, tengo una vida privada y no puedo renunciar a tenerla". Lo que si está claro es que con este brillante asesor, la imagen de Shakira seguirá por lo alto. Y a juzgar por la fotos, de aburrido tiene muy, pero muy poco.

Regreso
Página diseñada y actualizada por ©Carlos Crismatt Mouthon
E-mail : crismatt@hotmail.com